Estaciones de Salsa para tu Web

miércoles, 11 de marzo de 2009

RMM - TROPICAL TRIBUTE TO THE BEATLES 1996


1. Hey Jude - Tony Vega
2. Let It Be - Tito Nieves
3. Can't Buy Me Love (No Puedes Comparme) - Guianko
4. A Hard Days Night - Johnny Rivera
5. Obladi, Oblada - Celia Cruz
6. Fool On The Hill - Ray Sepulveda
7. I Want To Hold Your Hand - Manny Manuel
8. Day Tripper - Dominco Quinones
9. Lady Madonna - Oscar D'Leon
10. With A Little Help From My Friends - Jesus Enriquez
11. Yesterday - Cheo Feliciano
12. And I Love Her - Jose Alberto

13. Come Together - Tito Puente

El empresario musical Ralph Mercado falleció el Martes 10 de Marzo de 2009, a las 4:30 pm, a los 68 años, en Hackensack University Medical Center en Nueva York, tras batallar durante dos años contra el cancer, informó Blanca Lasalle de Creativelink.


Breve semblanza sobre la vida de Ralph Mercado

Un baile de La Perfecta de Eddie Palmieri en el Three & One Club selló su debut como promotor. Desde entonces han transcurrido 44 años y su aportación a la música latina, aunque no falte uno que otro detractor, ha sido de continua innovación a favor del desarrollo de los talentos del género.

“Lo más impresionante para mí fue trabajar con Celia Cruz. La contraté tantas veces. Ella mantiene la marca de más presentaciones en el Madison Square Garden”, comenta Mercado.

Los conciertos de la Fania All Stars en el Cheetah, el Yankee Stadium, Africa, Japón, Holanda y Francia son inolvidables para Ralph Mercado. Su contacto con el público bailador; lo mucho que aprendió de la sicología del guarachero y la pareja promedio en salones como El Hipocampo, La Montaña del Oso y El Corso, son parte de sus recuerdos.

De su mano, La Lupe, Charlie Palmieri, La Flamboyán, Lebrón Brothers, Richie Ray, Willie Colón y Héctor Lavoe saltaron a la cima de la popularidad.

Sin embargo, el nuevo Palladium, localizado en la calle 14, entre la tercera y cuarta avenidas en Manhattan, fue la plataforma desde la cual Mercado lanzó a El Canario, Tito Nieves, Tony Vega, Marc Anthony y otros artistas que firmó con su sello RMM Records, disquera que mantuvo la salsa hirviendo durante la década del 90.

“Los tiempos estaban cambiando y a mediados de los 80 comenzó la salsa romántica y ya el poder de las Estrellas de Fania no era el mismo. Surgieron nuevos artistas como Eddie Santiago y Frankie Ruiz, y pensé que debía crear un sello”.

Así, en las postrimerías de los 80, fundó RMM Records. Su elenco era selecto: Celia Cruz, Oscar D'León, Tito Puente, Eddie Palmieri, Louie Ramírez, José Alberto “El Canario” y Tito Nieves, entre otros.

Hoy, tras la reflexión de rigor, se convence de que su mayor aportación a la salsa desde la vitrina de RMM fue el colectivo la Combinación Perfecta.

“Fueron algo así como mis Estrellas de Fania. En el show de Barranquilla, Colombia, metimos 97 mil personas. Fue un espectáculo que vieron millones, porque lo llevamos a Venezuela, Panamá, Chile, Argentina y Europa. De ahí salieron Marc Anthony y La India”, rememoró.

Otro disco que le trae gratos recuerdos es The Mambo King, el elepé número 100 de Tito Puente, otro lanzamiento que propició una gira mundial.

“Este fue el disco que dio a conocer a Domingo Quiñones con Salsumba, un número que estaba dispuesto a grabar Cheo y no le gustó”.

Mercado fue pionero en el desarrollo de conceptos discográficos, como Tributo tropical a los Beatles, Recordando a Selena y Masterpiece de Tito Puente y Eddie Palmieri, que desembocaron en espectáculos de gran envergadura.

“Lo mío era presentar lo que se grabó, como llevar el disco a la tarima, con la banda de RMM y con nuestros bailarines”.

Durante la década del 90, RMM Records vendió alrededor de 25 millones de discos. El de mayor demanda fue From the Beginning, los éxitos de Marc Anthony.

No obstante, el detonante de la caída de su imperio fue la demanda de Glenn Monroig por violaciones a sus derechos de autor por el uso de la canción Yo soy.

“Eso la aceleró, aparte de que había mucho problema con Marc Anthony y La India. Se la pasaban peleando, cuando lo único que hice fue convertirlos en estrellas. Me disgusté y me cansé al comprender que los artistas eran unos malagradecidos”.

Mercado, quien en 2001 vendió su catálogo a Universal, se acogió al capítulo 11 de la Ley de Quiebras. Nunca, sin embargo, detuvo la operación de su oficina, cuyo próximo evento será la celebración del 30 aniversario del Festival de Salsa de Nueva York, con N'Klabe, Víctor Manuelle, La Sonora Ponceña, Oscar D'León, La India y Tito Rojas.

A pocos días del espectáculo, Mercado intenta mirar hacia el futuro de la salsa y le preocupa la suerte de la expresión.

“Este mismo show me dio mucho trabajo organizarlo. Tratar de presentar lo que la gente quiere ver no es fácil. Cuando tuve el sello RMM, controlaba los artistas y sabía lo que venía. Los únicos chamacos que están haciendo un poco de ruido son los de N'Klabe, que tienen futuro en la música. Aparte de ellos, no veo a nadie más”, explica Mercado, dueño del Latin Quarter, club que, contrario a diez años atrás, sólo los miércoles presenta salsa.

Mercado no cree que el nuevo movimiento de músicos que han grabado e incursionado como directores de orquesta, como Jimmy Bosch, George Delgado, Ricky González, Ralph Irizarry y Oscar Hernández, pueda llenar el vacío de las orquestas de Ray Barreto, Tito Puente, Eddie Palmieri y otros.

“No se comparan con Palmieri ni con Barretto. Son buenos músicos, pero a la gente no le interesa lo que están haciendo. No es como antes. La juventud está enfocada en el reggaetón. Los mejores días de la salsa ya son parte del pasado”.

Ralph Mercado levantó un hogar con la salsa. Su hija Debbie sigue sus pasos en la publicidad y Ralph, Jr. es disc jockey. Como productor, el reggaetón es el género que más dinero le produce.

Aunque la salsa siempre será su música favorita, descarta fundar una nueva disquera. Prefiere vivir de recuerdos, consolándose con los discos de Machito, la música cubana del ayer y con el CD Masterpiece, la obra maestra del catálogo que produjo con RMM.

“No tengo la fuerza para crear otro sello. Fue mucho trabajo, mucho amor, mucha paciencia y ya no tengo eso”.

Escrito por: Jaime Torres Torres
Diario El Nuevo Día

Articulos Relacionados

Related Posts with Thumbnails